Prometeo

 

Columna especial de Mario Sandoval

 

 

 

 

SOFOMES y su Participación en el Mercado Financiero Mexicano

 

A lo largo del tiempo las necesidades económicas de personas y empresas, se han cubierto por las llamadas instituciones financieras, sin embargo, los nombres y difusión que merecen no son tan reconocidas por la población, ya que la mayoría identifica los nombres comerciales o bien por su alcance e historia a las instituciones bancarias.

 

Si bien los Bancos son un factor importante en el sector financiero mexicano, actualmente no están dando cobertura a todas las necesidades del público ya sea personas físicas o personas morales. De esta forma el sector financiero mexicano se ha fortalecido con el desarrollo de entidades financieras, como lo fueron las SOFOLES y su evolución en SOFOMES. El 18 de julio del año 2006, se publicaron las reglas en el Diario Oficial de la Federación que daba origen a la SOFOM.

 

En la definición que da la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) son sociedades anónimas que se dedican a otorgar crédito, arrendamiento o factoraje. Muy importante es que tengan un registro vigente ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al igual que dar cumplimiento en materia de PLD/ FT (Prevención de Lavado de Dinero ante la CNBV).

 

Los requisitos para su constitución se encuentran definidos en la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito (LGOAAC artículos 87-B y 87-K), así como en las disposiciones de carácter general de la Condusef.

 

Las Sofomes son entidades financieras que pueden ser “reguladas” o “no reguladas”.


Las primeras son aquellas que tienen vínculos patrimoniales con sociedades financieras populares, comunitarias o cooperativas de ahorro y préstamo, además de las que están vinculadas a las instituciones de crédito (Bancos). También pueden ser aquellas que, para fondear sus operaciones, emitan valores de deuda inscritos en el Registro Nacional de Valores conforme a la 
Ley del Mercado de Valores. (Para más detalles, revisar la Reforma Financiera publicada en el Diario Oficial de la Federación el 10 de enero de 2014.).

 

Estas sociedades tienen, en su denominación social como SOFOM las palabras “entidad regulada” o su abreviatura “E.R.”, y están sujetas a la supervisión de la CNBV y por la Condusef.

 

Por su parte, las Sofomes “no reguladas” deben agregar a su denominación social como SOFOM las palabras “entidad no regulada” o su abreviatura “E.N.R.”. Éstas están sujetas a la inspección y vigilancia de la CNBV (Art. 95-Bis de la LGOAAC). El hecho es que una mayor inclusión financiera por parte de las Sofomes y la mayoría son E.N.R. y son mexicanas.

 

El nombre que es extraño para la mayoría, aunque cada vez más conocido por la población a base del trabajo desde su inicio de operación en el año 2006. El nombre significa Sociedad Financiera de Objeto Múltiple, es decir que pueden apoyar financieramente en sus diferentes necesidades económicas a personas o empresas.

 

Actualmente existen operando más de 1500 SOFOMES en el país y por lo tanto representan más del 50% de las entidades financieras reconocidas en el CASFIN (Catalogo del Sistema Financiero Mexicano) de la SHCP.

 

Según datos de Banxico seis de cada diez empresas mexicanas han obtenido su primera línea de crédito por una SOFOM, por lo que las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas han encontrado su mejor apoyo en esta figura y que la misma sigue evolucionando para consolidarse como el principal intermediario financiero mexicano, por su capital y por su integración de personal profesional. Es decir que, ante la falta de bancos de capital mexicano dominante, las SOFOMES mexicanas han tomado ese espacio y seguirán evolucionando por su vocación regional y conocimiento de los mercados.

 

En la actualidad se estima que su cartera total supera los 800 mil millones de pesos, por lo que ya es un actor principal en el financiamiento, pese que se perdió participación en el mercado hipotecario con las crisis de las sofoles hipotecarias en el periodo 2009 a 2012, por lo que el crédito al consumo, automotriz y el empresarial en sus diferentes segmentos se vienen posicionando sólidamente.

 

Las oportunidades para este sector están en el uso de tecnología (Fintech), la disminución de costos de operación (Estructuras Horizontales), así como a los vacíos que deja la Banca extranjera o los pocos bancos mexicanos, que van por montos mayores y grandes clientes, pues la falta de acceso a créditos rápidos, oportunos y a tasas competitivas es una de las principales razones por la cuales las pymes en México no crecen o cierran a los pocos años. Y ese segmento es el que las SOFOMES están buscando desarrollar en todo el país.

 

La SOFOM, tiene diversas características y ventajas que son fundamentales para sus accionistas y para que sus funcionarios las conozcan y se involucren en darles el mejor uso legal, fiscal y financiero.

 

Beneficios para una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple

 

A) FISCALES, se anexan las ligas de consulta al portal del SAT, esto es importante que se conozca en especial por los accionistas y directivos de las SOFOMES.

 

    1. Los intereses generados en transacciones de la cartera crediticia comercial como entidad financiera, no causan IVA (Impuesto al valor agregado).

https://www.sat.gob.mx/articulo/93578/articulo-9

https://www.sat.gob.mx/articulo/67548/articulo-15#:~:text=Art%C3%ADculo%2015%20Prestaci%C3%B3n%20de%20servicios,I.

    1. Las pérdidas por irrecuperabilidad de créditos son deducibles

https://www.sat.gob.mx/articulo/05481/articulo-27

    1. La cartera crediticia no es incluida para el cómputo del ISR (Impuesto Sobre la Renta)

 

B) CIVILES

 

  1. Los contratos en que se haga constar créditos, arrendamiento financiero y factoraje financiero, que otorguen las SOFOMES E.N.R., que vayan acompañados de los estados de cuenta certificados por el contador de la entidad, tendrán el carácter de título ejecutivo y podrá ser cobrado por la vía ejecutiva mercantil.

 

  1. Las SOFOMES pueden ceder los derechos de créditos con garantía hipotecaria a otro intermediario sin necesidad de notificar al deudor, ni de escritura pública, ni de inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

 

Sin duda la figura que inicio con la SOFOL en 1994 y que evoluciono en SOFOM, tiene más de 30 años de existencia, ha habido aciertos y errores, pero ese aprendizaje también las ha fortalecido, es el segmento financiero que nos dejaron a los mexicanos  que vemos como una gran oportunidad de hacer negocios en las áreas en donde nos hemos formado, la mayoría provenimos del sector Bancario, la figura ha evolucionado, hay todavía grandes resto, en especial en la ejecución judicial de garantías, será un campo de negociación con el poder legislativo y con el poder judicial, pues el sector financiero necesita certeza jurídica y un verdadero estado de derecho.

 

Hay SOFOMES en el Norte, en el Centro, en el Sur y en la Zona Metropolitana. Es el negocio que elegimos, no es fácil, pero es una pasión y hay fuerte competencia de todo tipo, arriba, abajo y a los lados. Pero la creatividad, el enfoque de negocios y el compromiso con México lo tenemos todos los días, así que con Crisis o epidemias y lo que venga, no nos vamos a ir, estamos en México y con México.

 

Mario Sandoval

PROMETEO ( previsión/prospección)

CEO FISAN SOFOM ENR

Banquero a nivel Directivo con más de 30 años de experiencia de negocios.

Ex presidente AMFE

corporativo@fisan.com.mx