Por la Espiral

 

 Por Claudia Luna Palencia

 

Lozoya, del lujo de la Zagaleta a la cárcel   

 

 

 

El pasado viernes 14 de febrero llegué al penal de Alhaurín de la Torre en Málaga que es precisamente el sitio de reclusión de Emilio Lozoya Austin luego que el juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional le dictara prisión provisional.

 

            Me acompañaba un camarógrafo dado que preparamos una nota de investigación para el noticiero Hechos de Javier Alatorre, me pareció muy ilustrativo vivir de cerca esta noticia que tanto escándalo ha causado en México y que permite a las autoridades que los medios de comunicación consuman horas y horas hablando del tema.

 

            También conocida como Prisión Provincial de Málaga 1 se trata de un edificio inaugurado a finales de diciembre de 1991 que es mixto y que alberga una población aproximada de 1 mil 200 reos; la sección más amplia es la masculina. Se trata de un centro penitenciario de lo más común y normalito.

 

            Por las fuentes que he consultado, este fin de semana arribó a España, Javier Coello Trejo para reunirse con un bufete de abogados en Marbella, Málaga para llevarles la documentación pertinente así como ponerlos al tanto del caso de su defendido en México; y  hoy lunes acudirán al penal para reunirse con Lozoya Austin.

 

            Otra parte de mi reportaje para la televisión nacional incluyó desplazarnos hacia la Zagaleta, camino de Benhavís, uno de los pueblos de Andalucía de mayor renta per cápita.

 

            El entorno me pareció muy similar al de las zonas más exclusivas de Valle de Bravo, en su caso para entrar a la Zagaleta hay que prácticamente salirse de la carretera para tomar la entrada de la urbanización de maxilujo. Allí no hay casas modestas sino todo lo contrario: villas estilo palacetes, chalets impresionantes rodeados de bosque y un campo de golf que disfrutan sus dueños muchos rusos, árabes, alemanes, británicos…

 

            La seguridad es fundamental, hay vigilantes que impiden el paso a la urbanización a extraños y ajenos a la misma; nadie se imaginaba que Lozoya Austin estuviera escondido en una de estas lujosas villas, quizá no habría mejor forma de vivir en el anonimato sin nadie mirando ni husmeando cerca. Al salir del recinto en un vehículo  fue detenido por el equipo especializado en fugitivos de la Policía Nacional.

 

            ¿Algún amigo le prestó su villa? ¿Será que Lozoya Austin es dueño de alguna? Quizá también alquiló la mansión para resguardarse hay empresas que se dedican a rentar estancias en algunas de estas exclusivas propiedades dentro de la Zagaleta… eso sí el precio es elevadísimo.

 

A COLACIÓN

 

.           Los investigadores añaden que llegó  de Alemania y al final arribó  a España donde la Interpol creía que estaba escondido desde que localizaron el año pasado a Alonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA) en  Palma de Mallorca.

 

            Mi duda es si ya estaba aquí desde que entró Ancira o si, en verdad, llegó de Alemania a territorio español a sabiendas de que, tarde o temprano, sería detenido aquí.  Y que esto pueda ser más parte de una estrategia deliberada recomendada por su abogado Coello Trejo.

 

            No es el primer caso en que España tiene que ver con una petición de extradición por parte del gobierno mexicano; no es la primera vez que un  político o empresario mexicano, en búsqueda y captura, por la Interpol es localizado en tierras ibéricas.

 

            ¿Por qué elegirán a España para ser capturados? Recordemos el caso de Ángel Isidoro Rodríguez, el exbanquero detenido en julio de 1996 mientras navegaba en su yate Moondance en Palma de Mallorca; con Rodríguez  se estrenó entonces un nuevo protocolo de extradición entre México y España que esta vez sí contenía los delitos financieros que no estaban contemplados por el Tratado de Extradición de 1978.

 

            Otro que fue detenido en España, fue Humberto Moreira, el exgobernador de Coahuila fue apresado en Madrid  en enero de 2016 en el aeropuerto de Barajas y el juez Santiago Pedraza de la Audiencia Nacional lo mandó a la prisión de Soto del Real… la misma en la que también estuvo Rodríguez años atrás.

 

            Por supuesto está la detención en mayo del año pasado de Alonso Ancira, a él se le ubicó en Palma de Mallorca, en el aeropuerto, el mismo juez Santiago Pedraza lo envió a la prisión de Soto del Real; un mes después pagó un millón de euros para salir bajo fianza y seguir en libertad, desde Palma de Mallorca, su proceso de extradición.

 

            ¿Por qué eligen España? Puede haber varias razones: que el delito por el que se les juzga en México tenga una corresponsabilidad en el Código Penal español;  que no haya una enorme disparidad entre el tiempo de cárcel que ese delito causa en México versus el delito similar en el caso de España; el tiempo de vigencia del delito que, por ejemplo, pueda estar vigente en México pero en España ya haya prescrito.

 

 

 

 

 

 

          


Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales.

Twitter: @claudialunapale