Moneda en el Aire

 

Por Jeanette Leyva

 

La importante actividad de la banca en una pandemia

 

En la larga pero al mismo tiempo breve lista de las actividades consideradas como esenciales en México, la más importante, y por encima de muchas, en este momento son los servicios de salud, seguido del abastecimiento de comida y servicios básicos como agua, luz, medios para saber qué pasa y para millones en home office, el Internet.

 

Una actividad que permite que estas actividades sigan funcionando es tener acceso a nuestro dinero, al crédito para subsanar las deudas o bien para hacer frente a gastos inesperados en esta pandemia, y es ahí en donde no solo en México sino en todo el mundo, la actividad de la banca no ha parado, ni en el peor escenario, ni en el peor momento, ya que tener acceso al dinero es fundamental para las personas y para la economía.

 

Hoy hay un gran número de empleados bancarios que están en sus casas efectuando actividades a distancia, dependiendo el banco, otros más activaron cursos de capacitación en línea o las universidades bancarias virtuales con que cuentan, claro y unos asociados a tiendas siguen operando normalmente.

 

Por eso también hay un gran número de empleados bancarios que sigue acudiendo a las sucursales bancarias para atender a millones de mexicanos que van a realizar operaciones muchas de ellas básicas, que por alguna condición económica, de edad, de educación o por sentirse seguro de ir a la sucursal continúan haciendo filas para acudir a la ventanilla o con un ejecutivo, cuando hay 23 millones de aplicaciones bancarias en uso y servicios 24 horas de banca en línea.

 

La labor no sólo del empleado bancario sino de la banca en su conjunto es primordial, mantener la actividad y que sus clientes tengan acceso a su dinero no está a discusión ni en duda, para el Banco de México mantener activo el sistema de pagos es una tarea que no está en juego y que hoy más que nunca vigilan que marche como relojito.

 

La Federación Latinoamérica de Bancos (Felaban) reconoce que ante la más profunda crisis que vivimos, la banca en el mundo sigue con el cumplimiento de su misión primaria: Ser un custodio de los depósitos del público y a la vez permitir el funcionamiento normal del circuito de pagos de la economía.

 

Hoy, administrar la liquidez del público y mantenerla disponible aún en tiempos de alta tensión económica global es una función que la banca sigue cumpliendo y mejorando; pese a todas las críticas, todo mundo puede acceder a su dinero si está en un banco.

 

Y también lo reconoce y ve como un reto el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero, el que haya la suficiente liquidez para que los bancos apoyen en los momentos críticos que se avecinan a sus clientes y a las empresas para que la economía siga marchando.

 

El panorama se ve muy complicado para todos los deudores, los refinanciamientos o reestructuras serán más frecuentes, los plazos originalmente pactados se extenderán y, en general, los clientes tendrán que enfrentar cambios, al igual que los bancos que tendrán menores ingresos ante la menor demanda de crédito, pero que gracias a que han fortalecido sus capitales con Basilea I, II y III la mayoría podrá subsistir sin problema, pero hoy más que nunca queda claro para al menos los bancarizados y parte de la economía formal e informal la importancia de esta figura financiera.

 

Y en el otro lado de la moneda, este domingo que el Presidente dé a conocer su plan de ayuda ante la pandemia de Covid-19 hay altas expectativas en algunos sectores, aunque en otros como en el bancario se adelantaron, pero también esperan un mayor respaldo para poder apoyar a sus deudores; lo cierto es que aunque hay instituciones que ya pusieron en marcha sus planes, otras siguen debatiendo qué hacer como Banco Azteca, y otras como Coppel podrían entrar con las ayudas a sus clientes el lunes 6, quizás en espera de ver que presentarán en Palacio Nacional, aunque ya el grupo junto con Carso, BBVA y otras empresas como Modelo han hecho distintas donaciones en especie y en efectivo. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

 

 Twitter: @JLeyvaReus


(La columna Moneda en el Aire se publica los martes y jueves en el periódico El Financiero. Se reproduce con la autorización de la autora).