Puntales

 

Por Agustín Vargas

El tigre se quedó amarrado

 

§  AMLO y banqueros refrendarán amistad

§  Pymes las menos atendidas

§  AMFE llega a su primer cuarto de siglo

 

Hace un año, por estas fechas, el clima político y económico de México estaba muy enrarecido ante la proximidad de las elecciones presidenciales más competidas en la historia del país.

 

Los principales actores políticos y financieros de México no ocultaban su preocupación ante lo que se avecinaba: el avasallamiento electoral de la oposición izquierdistas encabezada por el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

 

La 81 Convención Bancaria, que se llevó a cabo en marzo de 2018, atrajo la atención de manera especial, no tanto por escuchar a los candidatos oficiales del PRI y PAN, sino a Andrés Manuel López. Era la estrella en el firmamento, aunque sus cartas de presentación no eran de fiar.

 

Y como se esperaba, el entonces candidato de Morena, pasó de la nerviosa mesura a la amenaza velada ante el supuesto fraude electoral que anticipaba el político tabasqueño en su contra.

 

Si no se respeta el resultado electoral y hay fraude, el tigre se soltará y haber quien lo amarra, habría dicho López Obrador ante los banqueros y empresarios más prominentes del país reunidos en ese importante foro.

 

Las cosas han cambiado desde el triunfo electoral de Andrés Manuel y si bien el clima político ha mejorado, no así el económico, pues la desaceleración que ha sufrido la economía desde finales del año pasado, ya amenaza convertirse en recesión.

 

En esto se han centrado los debates de las últimas semanas entre el sector privado y los representantes del gobierno federal, quienes se rehúsan a reconocer la mala marcha económica y por ende tomar acciones efectivas para evitar un mayor deterioro.

 

No hay duda que empresarios y banqueros han limado algunas asperezas con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y la Convención Bancaria número 82,  que comienza este jueves en Acapulco, a poco más de un año de haberse desatado la incertidumbre política y las amenazas de soltar al tigre, será el marco propicio para refrendar la cordial relación.

 

De hecho, el mandatario dio el espaldarazo a los banqueros a principios de enero pasado, cuando anunció el programa de impulso al sector financiero, el cual pretende, entre otros objetivos acelerar la bancarización y la incorporación de los jóvenes al sistema financiero nacional.

 

El Presidente López Obrador se reunirá con los dirigentes del sector financiero en Acapulco el próximo viernes. Por la tarde, clausurará los trabajos de la Convención Bancaria y atestiguará el relevo en la presidencia de la Asociación de Bancos de México, la cual estará a cargo de Luis Niño de Rivera, presidente de Banco Azteca, en sustitución de Marcos Martínez Gavica, de Banco Santander.

 

La inauguración, un día antes, estará a cargo de Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público.

 

Pymes las menos atendidas

 

En los últimos dos años, el financiamiento bancario destinado a las pequeñas y medianas empresas (pymes) ha tenido una baja considerable, toda vez que las grandes empresas han absorbido los créditos internos para sustituir deuda en moneda extranjera.

 

Otros factores que han afectado el crédito a las pymes es el entorno macroeconómico de los últimos años en el que el crecimiento del PIB y de la inversión fija bruta ha sido bajo, aunado a un entorno de tasas de interés al alza.

 

La cartera de crédito a esas unidades productivas ha registrado tasas de crecimiento negativas desde el final de 2017, además de que el número de pymes  que han recibido crédito bancario ha disminuido, en particular desde el final de 2016 hasta diciembre de 2018. Además, el índice de morosidad (IMOR) o de deterioro de la calidad de la cartera de crédito de las PyMEs ha aumentado desde los primeros meses de 2017.

 

De acuerdo con datos del BBVA Research, Banco de México y del Inegi, un factor más que incide sobre la dinámica de crecimiento del crédito a empresas es su composición por monedas, ya que, en periodos de depreciación del tipo de cambio, el saldo del crédito en moneda extranjera valuado en pesos puede elevar sus tasas de crecimiento, sin implicar necesariamente un crecimiento del saldo en dólares.

 

En 2018, el crédito en moneda extranjera valuado en pesos representó en promedio 22.3% del total del crédito a empresas, similar a la participación observada en 2017 (22.0%) y por debajo de la participación de 24.5% alcanzada en 2016 (máxima observada en el periodo 2014-2018).

 

En 2015 y 2016 el crédito a empresas en moneda extranjera fue el principal motor del dinamismo del crédito empresas y volvió a ser la mayor fuente de impulso en el segundo semestre de 2018. El dinamismo del crédito a empresas en moneda foránea, sin embargo, tuvo distintos orígenes.

 

En 2015 y hasta mediados de 2017, el crecimiento de este tipo de crédito (valuado en pesos) fue resultado de un efecto valuación, derivado de la depreciación del tipo de cambio.

 

A partir del segundo semestre de 2017 y hasta el cierre de 2018, el impulso ha sido un mayor saldo del crédito en moneda extranjera, valuado en dólares. Así, para 2018, se observó una tasa de crecimiento anual de la valuación en dólares de 12.8%, más del doble de la tasa registrada en 2017 (4.8%) o del promedio de los cuatro años previos (5.5%).

 

25 Aniversario de AMFE, de primera

 

Muy prometedora y de primera será la ceremonia con la que la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), que preside Enrique Bojórquez Valenzuela, festejará su veinticinco aniversario, periodo en el que se ha consolidado como la agrupación líder de las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple y otros intermediarios crediticios no bancarios.

 

Ya confirmaron su asistencia y participación para el martes 26 de marzo, los principales reguladores y supervisores financieros del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, así como funcionarios públicos que inciden en las áreas de especialización de los socios de AMFE, como lo son los sectores automotriz, agropecuario, pymes, vivienda, préstamos personales y en línea, así como directivos de los bancos de fomento.

 

Lo interesante es habrá dos expositores: uno será Guillermo Valdés, investigador y director general del Grupo de Economistas Asociados - Investigaciones Sociales Aplicadas (GEA-ISA) con el tema La cuarta transformación, fortalezas y debilidades.

 

Así como Manuel Ramos Francia, director general del Centro de Estudios Monetarios de América Latina (CEMLA), que expondrá el tema El crecimiento y la economía mexicana desde una perspectiva a largo plazo.

 

Twitter: @HbtMx