Cuenta Corriente

 

Por Alicia Salgado

 

 Alicia Salgado

Reformas a leyes de Pemex y del servicio eléctrico

 

Si hay un sector en el que la incertidumbre impera es el energético. Por ello, el retraso y replanteamiento de inversiones del sector privado se anticipa más profundo, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador ha decidido ampliar el mandato de las dos empresas públicas del Estado, acotar las capacidades de los consejos de administración, aplicar a los consejeros independientes la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos y dotar a los dos directores de capacidad central para la toma de decisiones operativas.

 

El 9 de enero, la diputada de Morena y presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Miroslava Carrillo Martínez, presentó la iniciativa de Reforma a la Ley de Pemex que en la sesión de ayer de la Comisión Permanente fue turnada a la Comisión de Energía, que preside el diputado morenista Manuel Rodríguez González.

 

Ayer también se presentó la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, propuesta por el diputado de Chiapas, Eduardo Ramírez, para aumentar el subsidio eléctrico a quien consuma por debajo de 75 KW/h, subir el límite de consumo subsidiado de 150 kWh/mes a 200 kWh/mes para la tarifa básica y definir que el uso de la red de transmisión debe contemplar un cobro para consumidores calificados.

 

La primera, la Reforma a la Ley de Petróleos Mexicanos fue criticada por México Evalúa, pero en realidad sería un parteaguas para que sea el director general de Pemex, Octavio Romero, quien pueda determinar el plan de negocios y facilitar su capacidad de decidir con quién se asocia, a quién contrata y en qué condiciones.

 

Implicaría eliminar los contrapesos que se establecieron en la reforma y propuestas por la oposición, pero también la administración en su momento, para contener la discrecionalidad en la toma de decisiones en Pemex y las subsidiarias.

 

Sí hay una intención real de fortalecer la capacidad de decisión del director de Pemex, pero para algunos expertos, la transparencia es un cuello de botella para agilizar la acción más importante de la empresa: abastecer al país  de combustible y destilados.

 

El Clipper Data-GeopoliticOIL, proveedor de información sobre cargamentos que parten o llegan a Estados Unidos, confirmó la caída del 45% de la importación de gasolinas y destilados provenientes de EU del 1º al 9 de enero, tal como lo sostuvo el WSJ, al puntualizar, con datos en tiempo real que son provistos por los cargueros al Departamento de Seguridad de Aduanas y Fronteras de EU; México importó sólo 253 mil millones de barriles diarios (mmdbd), 45% por debajo de los niveles registrados en los primeros días de enero del 2018, cuando se importaron 457 mil millones de barriles diarios y cerca de 30% por debajo del ritmo de importación de noviembre.

 

“Esto es importante porque Estados Unidos es el principal proveedor de gasolina de México al registrar cerca del 80% de las entregas el año pasado y, el congestionamiento observado en los dos principales puertos de importación de gasolinas, explican el bajo volumen de entregas realizadas”.

 

El reporte, al igual que el de WSJ, es muy claro. No prejuzga la decisión de López Obrador de combatir el robo de combustible, al contrario. Pero en el contexto de esta decisión, señala que es posible que “el cierre de los ductos y la utilización de nuevos canales de distribución, sea la causa de que el suministro de gasolinas y destilados no haya llegado a los estados del centro o a su destino, porque los ductos mueven el producto más rápido que los carros de ferrocarril o los autotanques”.

 

Dice que aun cuando se alcanzó un acuerdo con proveedores privados de transporte se observa congestión de buquetanques en Veracruz que esperan a descargar. La información probada contradice lo señalado por López Obrador en la conferencia del lunes, en la cual dijo que el WSJ no era una fuente confiable, pues argumentó que si bien las importaciones de gasolinas han crecido en días recientes, aún permanecen por debajo de los niveles típicos y eso se debe a los ritmos de descarga que están por debajo de la normalidad.

 

Así, establece que el mercado interno no sólo depende de la importación de gasolina, sino también de destilados intermedios y el domingo pasado las importaciones totales de gasolinas fueron de 238 mil mdbd y 340 mil mdbd de destilados, mientras que en 2018 se importaron en promedio diario 785 mil mdbd de ambos (gasolinas y destilados), y en enero del año pasado 579 mdbd. Así de claro.

 

Conclusión: El combate al robo de combustible debe ser frontal e irreversible, pero la incapacidad administrativa de Pemex debiera ser reversible. A nadie le sirve que las cifras se inventen. Se requiere un un plan claro y definido para el restablecimiento de la normalidad en los diez estados afectados de la zona centro del país.

 

DE FONDOS A FONDO

 

#Interjet… después de inyectarle casi mil millones de pesos en capital para cubrir las pérdidas en 2018 y antes de que el destino los alcance, el consejo de administración, que preside don Miguel Alemán, nombró a William Shaw como director general de la aerolínea en sustitución de José Luis Garza.

 

Shaw fue el primer director de Viva Colombia –tras 14 años en British Airways Lata–, la aerolínea de bajo costo que fundaran Roberto Alcántara y Declan Ryan, de la que IAMSA se separó en 2016 y Shaw dejó VivaLatinAmérica y se fue a iniciar la aerolínea Flycana, que tiene un avión. ¿La llegada de Shaw replanteará el modelo de ABC Aerolíneas hacia el bajo costo?