CUENTA CORRIENTE

 

                        Por Alicia Salgado

 

Meade, Anaya y AMLO

 

Cuando Andrés Manuel López Obrador propuso convertir a los consulados de México en Estados Unidos en procuradurías en defensa de los migrantes mexicanos, se olvida que esa función ya existe y por ministerio de ley.

 

Evidentemente la especialización en la materia, como en otras, no es su fuerte. De ahí que todo suena a ocurrencia, estrategia de defensa, etcétera.

 

Lo mismo sucedió cuando dijo que nombraría a Alicia Bárcena como representante de México ante la ONU. Seguro la embajadora se sentirá halagada, pero yo no creo que a estas alturas de su carrera diplomática en Naciones Unidas, quiera renunciar a su pronta jubilación.

 

Pretende descalificar al gobierno, a la mafia del poder, al PRI-AN, pero ayer me decepcionó. La Ley del Servicio Exterior establece que las embajadas atienden la relación Estado-Estado y nuestro país tiene 80 embajadas, 67 consulados, lo cual implica más de 150 representaciones en el mundo, pero mantiene relaciones con 193 países y para completar la parte consular lo hace a través de consulados generales, secciones consulares y consulados honorarios donde el cónsul no es mexicano, pero representa a varios países.

 

Además cuenta con siete misiones permanentes en organismos internacionales. En EU hay una embajada, pero por lo prioritario de la representación hay también 50 consulados.

 

A José Antonio Meade, como canciller le tocó una relación bilateral difícil, pero no tan compleja y frontal como la que ha llevado Videgaray con Trump. Sin embargo, con él se dibujó un cambio de la relación bilateral sustentada en el acercamiento directo con cámaras y líderes México-americanos y autoridades locales en Estados Unidos, para “sensibilizar” la relación y mejorar la defensa de los migrantes connacionales y su calidad de vida con la obtención de licencias de manejo o cuentas de banco en los consulados para mejorar las posibilidades de permanencia con sus familias, en una época en la que las deportaciones de mexicanos alcanzaron su máximo número, con Obama.

 

En cuanto a seguridad fronteriza y combate al crimen transnacional, cierto es que no dejar hablar a Meade era importante por su experiencia, pero aprovechó el momento para proponer la completa tecnificación del control aduanal de armas y transferencias fronterizas de norte a sur que alimentan al crimen ligado al narco y al crimen organizado en general.

 

Un tema clave en la relación bilateral, más cuando la propuesta es replantear la relación con Trump condicionando la cooperación a un “trato menos humillante” y, si no, a la AMLO, con puro tuit para responderle sus “bravucontuits”.

 

Creo que es difícil para Meade calificar de buena o mala la recepción que le dio el presidente Peña a Trump cuando era candidato, pero a la luz de las circunstancias, yo misma, escribí entonces, en aquel septiembre de 2016, que las voces que estaban indignadas se quedarían con un pasmo de nariz cuando Trump ganara la elección y que era mejor, en ese momento, tender un puente aunque se trataría de la relación más accidentada en términos del lenguaje diplomático, pero tal vez, podría ser la más pragmática en términos económicos, inversión y resolución de controversias bilaterales.

 

El muro de Trump es como el segundo piso del Periférico, lo importante es que lo vean aunque sólo se construya un cacho, la estrategia real es ver cómo podrían evitar los túneles y para eso sólo sirve la tecnología y también se hackea. Otro gran tema de la relación global.

 

Por cierto, tras la salida de Roberta Jacobson como embajadora de EU en México, Donald Trump planea nominar al empresario texano Ed Whitacre, expresidente de AT&T, expresidente de General Motors y exsocio de Telmex de Carlos Slim. ¿Usted cree que los tuits no tienen intención de cerrar un buen acuerdo?, ¡si no para qué nombran a un empresario diplomático!

 

De Fondos a Fondo

 

Hay un socio comercial en Asia que se conoce poco y que da muy buenas cifras: Corea del Sur. El año pasado intercambiamos con este país cerca de 20 mil millones de dólares. Es el octavo comprador en el mundo más importante de productos mexicanos y la novena nación que más invierte en México.

 

Empresas como Samsung, LG, Kia y Daewoo son algunos ejemplos de compañías coreanas ya establecidas en el país y que a todos nos suenan. En pocos días tendremos una más: Samsung Industries, especializada en cinturones de seguridad y asientos de seguridad de automóvil para bebé.

 

ProMéxico los acompañó en el proceso de inversión y ahora su director general, Paulo Carreño, anda por allá para concretar el anuncio oficial de esta inversión. La empresa está dedicada al diseño y fabricación integral de sistemas de cinturones de seguridad.

 

Su principal cliente es Kia Motors, aunque buscan proveer a la industria automotriz establecida en el norte del país. Este año han decidido iniciar operaciones en Coahuila.

 

El monto inicial son 15 millones de dólares y la generación de 380 empleos directos. Lo más importante de este proyecto radica en que lo acompañarán cinco proveedores más de su cadena de suministro.

 

#AccendoBanco... Una precisión importante. El principal accionista de Accendo Banco es Moisés Cosío Espinosa, empresario ligado al sector inmobiliario, pero también cabeza del Grupo Accendo Capital. Él detentará 40% del capital de Accendo, cuyo consejo de administración preside Enrique Vilatela y, donde la dirección general la toma Gustavo Vergara.

 

Hijo de don Moisés Cosío Ariño y Guadalupe Espinosa Iglesias, Cosío Espinosa tendrá la posibilidad de aumentar su participación, una vez que la Junta de Gobierno de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que preside Bernardo González, autorice la fusión de los activos de Deutsche Bank, en una operación cuyos números finales están acordados y les permitirá orientarse al negocio fiduciario, crédito a empresas medianas y servicios cambiarios, los tres servicios financieros distintivos de Accendo. La casa de bolsa la retienen, pero la relanzarán más adelante con servicios corporativos.

 

(La columna Cuenta Corriente se publica diariamente en el periódico Excélsior. Se reproduce con la autorización de la autora)