Cuenta Corriente

 

Por Alicia Salgado

 

 

CoDi: Para quienes cumplan con SPEI

 

ACAPULCO.— La ejecución del Código Digital (CoDi) se realizará a través de una prueba piloto muy interesante: no será un banco el que lo haga desde una posición remota en una tiendita, sino una sofipo.

 

El lanzamiento oficial en abril será en una zona popular de La Paz, en Baja California Sur, porque de los participantes “piloto”, Opciones Empresariales, de Armando Sánchez Porra, es el que estuvo listo para realizar la transacción, porque su modelo de negocios se ha apoyado en la digitalización y la identificación de las tienditas-corresponsal, para el uso del teléfono móvil como elemento de inclusión financiera remota. Ahora realizarán pagos.

 

Esta señal es muy relevante. La arquitectura tecnológica utilizada por el Banco de México, que gobierna Alejandro Díaz de León, es abierta, y al no ser “propietaria”, puede incluir a bancos, a entidades de ahorro popular como las sofipos y cajas de ahorro.

 

La expectativa de adopción del CoDi es muy alta y justamente sobre ésta es que la ABM, que aún preside Marcos Martínez, espera una incorporación potencial de 30 millones de usuarios al sistema financiero (lo que se conoce como bancarización), pues si en los últimos seis años la incorporación fue de 15 millones de clientes nuevos, las acciones de bancarización que implementa la Secretaría de Hacienda con cambios regulatorios y legislativos dirigidos como dardos, hacen muy creíble que se pueda alcanzar tal meta.

 

Pero Banxico y el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, no creen en que esa carretera digital de pagos pueda utilizarse sólo por bancos, pero tampoco están dispuestos como garantes de la integridad del sistema financiero y de pagos, abrir la puerta a que las cuentas de depósito de donde y hacia dónde se confirmarán los pagos digitales, sean de uno a ocho mil pesos, cumplan con la regulación que asegura debido resguardo y devolución a su dueño.

 

Eso no tiene muy contento a actores no bancarios, que siguen considerando a la regulación Fintech y al CoDi como una arquitectura “controlada por el banco central” y, a partir de ello, se restringe la posibilidad de operar con plena libertad en plataformas de contacto de todo tipo sin pasar por una entidad financiera regulada. Por cierto, MasterCard y Visa están en conversaciones para integrarse al SPEI-CoDi.

 

DE FONDOS A FONDO

 

#PielDeElefante... Como sucede en múltiples temas, la comunicación difiere entre un funcionario y otro de la misma dependencia. Ayer supimos que el secretario Carlos Urzúa había llegado tarde al encuentro con los integrantes del Comité Ejecutivo, porque se había reunido con el presidente López Obrador. Ante la tardanza, se dijo que había decidido llegar a la Convención en automóvil, y por ello se integró un poco tarde a la comida previa al acto inaugural.

 

Lo curioso fue la explicación, porque ante el comentario del “desaire”, expresó que él tiene la piel de elefante y a estas alturas esas cosas “le valen”, pero por “tratarse de banqueros”, le cala. De ahí la explicación fue que estuvo con el Presidente y el administrador general de Aduanas, Ricardo Peralta, para informarle que la aduana Meza-Arizona está funcionando completamente y la de Manzanillo, también.

 

Es evidente que esto de haber ocurrido en administraciones anteriores, el secretario podría haber llegado en un avión asignado o algún diligente banquero le hubiese prestado uno, pero lo que hizo, es un acto de absoluta congruencia con lo que pregona, pero donde no quedó bien fue en eso del “elefante” porque le caló o no le valió.


Twitter: @allizesalgado

 

(La columna Cuenta Corriente se publica de lunes a viernes en el periódico Excélsior. Se reproduce en este sitio con la autorización de la autora).