Romina Román

¿Margarita y el pase de charola?

 

La que está muy solicitada y activa en reuniones para recaudar fondos para su campaña a la Presidencia de la República es nada más y nada menos que Margarita Zavala, quien en todo momento reafirma su intención de abanderar al Partido Acción Nacional (PAN) para la contienda electoral del 2018.

 

Según gente muy cercana a Zavala, el equipo y simpatizantes de la aspirante están moviéndose en todos los círculos para ganarle la candidatura a Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla y a Ricardo Anaya, presidente del banquiazul.

 

Hace apenas unos días, un grupo de abogados, muchos de ellos compañeros de ella y del ex presidente Felipe Calderón, organizaron una cena en la que se hizo el infaltable pase de charola.

 

Los que estuvieron presentes aseguran que les fue bien y que en breve continuarán acercándose con nuevos empresarios, entre los que se incluyen dirigentes de Cámaras para presentarles la plataforma política de Zavala.

 

Otro que está moviendo los hilos sobre todo con los empresarios de Puebla es Rafael Moreno Valle, quien desde hace varios años planea ser candidato a la Presidencia de la República por el PAN y hace unas semanas lanzó su libro autobiográfico “La Fuerza del Cambio”.

 

Cabe recordar que el ex gobernador poblano había adelantado hace varios meses que con esta publicación recorrería el país para promocionarse como aspirante a la presidencia de 2018 por el blanquiazul.

 

Los más enterados aseguran que los panistas y los de izquierda, en particular los de Morena, empezaron a comer el mandado a otros partidos, entre los que se incluye obviamente el PRI.

 

Funcionarios del actual gobierno, aseguran muy en corto y con preocupación, que la administración peñista está dejando la mesa puesta para el triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

 

En el PRI aseguran que el candidato idóneo, si se quiere hacer un papel digno, debe estar muy desligado de Enrique Peña Nieto, quien goza del rechazo de algunos sectores de la población; los funcionarios dicen que sería un grave error del presidente poner como candidato a su primer círculo de colaboradores, entre los que se incluye el Canciller Luis Videgaray, al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, al mismo José Antonio Meade, titular de Hacienda, por citar sólo a unos.

 

La última y nos vamos

 

Los que no la están pasando nada bien son los directivos y accionistas de Investa Bank, quien según la calificadora Standard & Poor´s, mantiene una evaluación en “Revisión Especial Negativa”.

 

Para la firma estadounidense, el intermediario continúa con un riesgo reputacional, aún y cuando se han tomado medidas para realizar una reestructura accionaria y  un aumento de capital. También se observa un deterioro en la calidad de los activos.

 

A fines de 2016, el empresario  y accionista de Investa Bank, Carlos Djemal fue arrestado en Chicago, por autoridades de Estados Unidos  por presunto lavado de dinero.

 

Así las cosas…

   

Twitter: @rominarr

 

(La columna de Romina Román se publica los martes en el portal La Silla Rota. Se reproduce con la autorización de la autora).