COYUNTURA EMPRESARIAL Y FINANCIERA

 

 Por Víctor Ortiz Niño

Se toman medidas para evitar crisis sexenal

 

 

El 30 de noviembre de 2018 termina el sexenio de Enrique Peña Nieto como Presidente de la República, por lo que entramos a la recta final de su periodo y observo que se tomaron dos medidas que favorecen el comportamiento de la economía nacional en el mediano plazo: fortalecimiento del peso y reducción de deuda pública. Ambos aspectos, sin duda coadyuvarán a que se dé, la transición del Poder Ejecutivo, sin crisis económica, tal como ha sucedido desde el año 2000.

 

En efecto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (BANXICO) informaron que el 22 de mayo, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) completó la revisión anual de la Línea de Crédito Flexible (LCF) otorgada a México porque cumple con todos los criterios de calificación necesarios para acceder, en caso de requerirlo, y sin condición alguna, a la totalidad de recursos dispuestos por este instrumento que superan los 86 mil millones de dólares (mmd).

 

De esta forma el nivel de reservas internacionales llegaría a los 260 mil mmd, lo que apoya el valor del peso frente a otras, evitando de esta forma devaluaciones bruscas por ataques especulativos.

 

Al darse a conocer la noticia, David Lipton, Primer Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio Ejecutivo del FMI, señaló que el nivel actual de las reservas internacionales es adecuado, con finanzas públicas sanas, incluyendo una posición de deuda pública sostenible y el compromiso con una trayectoria de consolidación fiscal.

 

El segundo evento sucedió el 25 de mayo cuando la SHCP informó que concluyó una Operación de Recompra de Valores Gubernamentales por 40 mil millones de pesos (mmp), siendo la primera operación que se realiza en 2017 en cumplimiento del compromiso de utilizar los recursos del remanente de operación de BANXICO para la disminución de los niveles de endeudamiento del Gobierno Federal.

 

Agregó que continuará analizando las condiciones en los mercados financieros para seguir utilizando el resto de los recursos correspondientes al 70% del remanente de operación del Banco de México de manera que la reducción en el endeudamiento del Gobierno Federal contribuya a incrementar la eficiencia del portafolio de deuda, mejorar la posición financiera y el perfil de vencimientos del Gobierno Federal.

 

Al conocer lo anterior, en mi rancho señalaron: “El que se quema con leche, hasta al jocoque le sopla”.

 

 

 

victor.ortiz.nino@gmail.com