Un Montón de Plata

 

Por Carlos Mota

Moody’s da 6 meses a AMLO

 

Muy firmes fueron las palabras que utilizó Jaime Reusche, el analista soberano para México de Moody’s, al explicar la semana pasada la valoración que en esa calificadora tienen respecto de las acciones de Andrés Manuel López Obrador, a quien seguirán con lupa, lo mismo que a su próximo secretario de Hacienda Carlos Urzúa:

 

“Sobre todo le pusimos atención al mensaje de prudencia fiscal, la responsabilidad en las cuentas del gobierno, que es lo más importante para la calificación soberana. (…) Ha sido muy difícil tratar de ponerle número a todas estas medidas (refiriéndose a las promesas de campaña) debido a que no hemos tenido un mensaje muy consistente ni claro. Hemos escuchado mensajes bastante encontrados y un poco mixtos sobre muchas de las medidas que se han planteado”.

 

Moody’s no se andará por las ramas. Las políticas que anuncie el gobierno en materia de precios de gasolina, por ejemplo, las meterá esa calificadora en una plantilla de variables que técnicamente van alimentando un esquema integral de donde surgen probabilidades. ¿Qué se estima ahí? Si un país incrementa sus probabilidades de pagar o no su deuda.

 

Luego, con los resultados, se valora si la calificación de México debe ser puesta en revisión o no. Reusche piensa que a principios de 2019 se podrá tener más información para que el comité decida qué podría ocurrir con nuestra calificación. Aseguró que espera los nombramientos de los directores de Pemex y de CFE durante estos meses.

 

Reusche también me dijo, en la entrevista desde Miami que sostuvimos, que no está intranquilo con la calificación, ni con la perspectiva de la misma, pero también señaló que podría ser difícil para el nuevo gobierno reorientar el gasto (en referencia a los amplios programas sociales anunciados para jóvenes y adultos mayores), y que el paquete económico que se presentará en los siguientes meses implicará que el nuevo gobierno arrancará con mucha inercia respecto del gobierno saliente.

 

TRATADO CON EUROPA

 

En la Secretaría de Economía de Ildefonso Guajardo están todos los motores andando para cerrar la negociación técnica con la Unión Europea, a fin de que se pudiera concretar el acuerdo en esta administración. Sin embargo, la complejidad burocrática allá exige plazos demasiado largos. Para salvar el tema, los europeos ya evalúan que la negociación camine al alimón de las traducciones a los idiomas de todos los países miembros. Hacerlo en paralelo ahorraría quizá hasta un año. En adición, se podría lograr una entrada en vigor provisional para todo el acuerdo, no solo la parte comercial, y esperar luego la ratificación de todos los estados. O sea: todos lo quieren, y lo quieren ya.

 

VACACIONES

 

Tomaré unos días de vacaciones por verano. Esta columna se publicará de nueva cuenta el viernes 20 de julio. ¡Se divierten!

 

Twitter: @SOYCarlosMota

 

(La columna Un Montón de Plata se publica de lunes a viernes en el periódico El Heraldo de México. Se reproduce con la autorización del autor)