Por la Espiral

 

 Por Claudia Luna Palencia

México no entra en PCR de España  

   

 

A partir de este lunes 23 de noviembre todos los viajeros, sin excepción alguna, provenientes de 65 países calificados como “zonas de riesgo” por la evolución de la pandemia deberán demostrar que no están contagiados de SARS-CoV-2 para ingresar a territorio español.

 

            Se trata de  una nueva disposición anunciada hace unos días por las autoridades sanitarias  y publicada en el Boletín Oficial del Estado el día 12 de noviembre pasado y que, entre otras cosas, establece las nuevas disposiciones sanitarias en el renglón de los viajeros internacionales que ingresen al país ibérico por la vía área o marítima.

 

            Hasta la fecha, España reporta -en cifras preliminares- más de un millón y medio de casos de contagio entre una población de 47 millones 329 mil 981 personas; de las que han fallecido -también en  datos preliminares- 42 mil 619 enfermos por coronavirus.

 

            La segunda ola de la pandemia ha golpeado de forma fuerte a diversos países europeos víctimas de una funesta combinación de factores, desde una mala toma de decisiones por parte de los respectivos gobiernos para tratar de controlar la incidencia de la pandemia; una apertura demasiado relajada en verano, sin controles suficientes en las fronteras,  hasta la falta de respeto y consideración de varias personas para empatizar con la salud de los demás.

 

            La gestión de la urgencia sanitaria en Europa se ha enfocado en permitir la convivencia por etapas de la población con el virus y recurrir a los confinamientos, unas veces más severos y otras menos estrictos, junto con toques de queda cuando la curva de saturación de hospitales y unidades de cuidados intensivos incrementa y los contagios superan los 250 casos por cada 100 mil habitantes con más de 300 fallecidos diarios.

 

            Si se le compara con otros países, por ejemplo, con su vecina Francia los casos diarios de fallecimientos  superan las 500 personas, igual que sucede con México; por cierto, el país azteca casi triplica en su conjunto, la tasa de fallecidos de España y de Francia.

 

A COLACIÓN

 

            Tanto el presidente de España, Pedro Sánchez, como su ministro de Sanidad, Salvador Illa, advierten que estas “serán unas navidades diferentes” y mientras las ciudades ya colocaron su alumbrado navideño y todas las tiendas comerciales llevan largos días vendiendo  los adornos típicos decembrinos y la gente apura sus compras de regalos, los hosteleros tratan de adecuarse a las exigencias del gobierno que esta vez dirá qué y hasta qué hora se podrá hacer con la familia en la noche del 24 y del 31 de diciembre próximos.

 

            Anticipándose igualmente a la llegada de gente del exterior es que el gobierno de Sánchez exigirá a partir de hoy que los viajeros de 65 países más Gibraltar  y entre los que no se encuentra México presenten una PCR negativa realizada con 72 horas de anticipación a su viaje a España.

 

            Esa prueba será solicitada en original por las autoridades correspondientes en las respectivas aduanas que además revisarán al pasajero, le tomarán la temperatura, le harán una serie de preguntas y deberán de recibir dicha prueba junto con un formulario llenado por el viajero ya que en todo momento deberá estar localizable en el tiempo que permanezca en el país ibérico.

 

            México, a pesar de tener más de un millón de contagios, no ha sido colocado en el baremo de países de riesgo, por tanto, ninguna persona que viaje desde allí deberá entregar ninguna PCR y esto es bueno aclararlo porque en un primer momento hubo cierta confusión: el consulado de España en México  empezó a decir a los potenciales viajeros la obligatoriedad de la  PCR  negativa porque si no “los regresarían” esto es falso.

 

            Solo los viajeros de los siguientes sitios deberán cumplir con la nueva normativa de viaje y de seguridad anticovid según lo publicado en  https://www.boe.es/boe/dias/2020/11/12/pdfs/BOE-A-2020-14049.pdf que detallamos a continuación: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chequia, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Suecia, Liechtenstein, Eslovaquia; y de terceros países como Albania, Andorra, Argentina, Armenia, Aruba, Bahréin, Belice, Bosnia y Herzegovina, Cabo Verde, Colombia y Costa Rica.

 

            Así como Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Rusia, Georgia, Gibraltar, Guam, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Macedonia del Norte, Marruecos, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Palestina, Panamá, Polinesia Francesa, Puerto Rico, Reino Unido, San Marino, San Martín, Serbia, Suiza, Túnez y Ucrania.

 

            A ver si esta vez se logra un mejor control de la frontera en comparación con la desorganización acontecida el verano pasado, si bien la gente en España está aceptando a regañadientes todas las medidas tomadas en noviembre para limitar su movilidad, lo hace con la esperanza de que en diciembre se pueda tener una reunión con la familia en condiciones.

 

            Desde el ministerio de Sanidad anuncian que pronto darán a conocer las pautas para diciembre pero lo  por lo pronto, las cabalgatas de Reyes ya están canceladas y las grandes fiestas en hoteles para el fin de año están en vilo  aunque no se sabe bien a bien si podrán ser con el aforo limitado.

 

            Lo que desde la Moncloa si se adelantó es que en el primer semestre de 2021, buena parte de la población  tendrá puesta la vacuna anticovid y que serán habilitados 13 mil puntos de vacunación, ¿será obligatoria? Esto provoca debate… hasta el momento no será obligatoria y será gratuita.  

 

 


Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales.

Twitter: @claudialunapale