Moneda en el Aire

 

Por Jeanette Leyva

 

Pymes, la salvación de los grandes empresas

 

Se ha dicho que son el motor de la economía mexicana y generadores de millones de empleos, son parte importante de la cadena productiva de las grandes empresas, pero también llegan a ser la parte más olvidada y las que muchas veces sostienen injustamente a esos gigantes empresariales, ya que los procesos de pago a veces son eternos.

 

Pero eso poco a poco está cambiando, ya que existe cada vez más una cultura empresarial de las Pymes, debido a que tienen más información para usar los servicios y productos financieros a su favor, lo cual podría sin duda cambiar el panorama de miles de firmas que hoy tienen escaso acceso al crecimiento y a ser más productivas.

 

El último estudio realizado por Visa en América Latina sobre las Pymes resultó interesante, ya que en el caso de México aunque no parezca, presentan ya un alto nivel de bancarización debido a que el 90 por ciento cuenta con al menos con un producto financiero personal y 89 por ciento posee al menos un producto financiero empresarial, en donde la cuenta corriente es el producto financiero más utilizado por las Pymes mexicanas.

 

De hecho, sólo 2 de cada 10 dueños de Pymes usan sus productos financieros personales para gastos de la empresa, lo que implica un cambio radical en una década, ya que antes se mezclaban las tarjetas personales con lo del negocio. Los gastos con tarjeta de crédito o débito son bajos y sólo representan el 27 por ciento del gasto total.

 

Lo más interesante y que podría llegar a revolucionar y hacer más eficiente el acceso al crédito para ellas, es que el estudio arrojó que tienen cada vez un mayor uso del canal digital; en promedio, el 83 por ciento de las Pymes encuestadas utiliza la banca online y 46 por ciento la aplicación móvil, muy por encima de lo que sucede en otros países de América Latina, aunque su uso está más enfocado en operaciones básicas como consulta de saldos y transferencias, pero el siguiente paso es el acceso al crédito de manera fácil y sencilla, lo cual ya los bancos y las Fintech buscan y será ahí, en donde las Pymes pueden ser la balanza en el negocio crediticio.

 

Y tan importante son, que un ejemplo de ellos es que por ejemplo la Fintech Konfío, que les recuerdo tiene entre su directorio a exdirectores bancarios, se unieron a partir de hoy con Up Sí Vale para que a través de la plataforma otorguen crédito a este segmento.

 

Gerardo Yépez Reyna, director general de UP Sí Vale, que ya registra más de 13 mil clientes, donde la mayoría, el 80 por ciento, son Pymes, se dio cuenta de que las necesidades que tenían era acceso al flujo de capital de trabajo para sus negocios, lo cual se los dará hoy una Fintech, y no un banco, lo cual sin duda abrirá la competencia.

 

Con la plataforma tecnológica de Konfío pudieron intercambiar información básica, ya que saben cuántos empleados tienen las Pymes, cuanto depositan en los monederos, lo que fue básico para los modelos que se aplicarán de acceso al crédito para estas Pymes, explica David Arana, director de la Fintech.

 

Los canales digitales y la simplificación para acceder al crédito, que es la principal preocupación de las Pymes, son elementos clave que estarían dando un cambio paulatino en la competencia, y por qué no, en menores tasas de interés para este segmento productivo.

 

Y en el otro lado de la moneda, todo avanza ya para la puesta en marcha del sistema de pagos CoDi; por lo pronto, Santander, del G-7, es el primer banco en cumplir con los protocolos del piloto, al igual que Banco Azteca y Mifel; extraña que en esta ruta de implementación el Banco de México marque que los grandes bancos, como Banamex y Bancomer, lleven un 44 y 56 por ciento, respectivamente, de avance para cumplir con las medidas del piloto. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

 

 Twitter: @JLeyvaReus


(La columna Moneda en el Aire se publica los martes y jueves en el periódico El Financiero. Se reproduce con la autorización de la autora).