POLITICA, ECONOMIA ... Y ALGO MAS

 

 Por Carlos Cruz Arzate

 

Repaso numérico de los procesos electorales en la CDMX

 

Como cada seis años, ha habido un especial énfasis en las elecciones presidenciales. Sin embargo, se disputarán cerca de 3 mil 500 cargos de representación popular. Desde diputados locales, alcaldes, hasta nuevos miembros en el Congreso de la Unión. Además, serán electos nueve gobernadores, entre ellos el próximo Jefe de Gobierno.

 

Por ser la capital del país, me detendré un poco en realizar un breve análisis de los números globales de diputados por mayoría relativa. En el 2000, la lista nominal en la Ciudad de México era de alrededor 6 millones 200 mil ciudadanos. Después de 15 años este dato creció cerca de un millón al pasar a 7 millones 100 mil.

 

Acerca de los resultados obtenidos para la Asamblea Legislativa (ALDF), el PRI (y PVEM) ha permanecido durante esos quince años con aproximadamente del 20% de votación, aunque en términos absolutos no supera el millón de sufragios. El PAN ha decrecido en términos relativos, ya que empezó el siglo con 35% y transitó a sólo obtener 15% en 2015. En el caso del PRD (junto con sus aliados en algunos procesos electorales) empezó en el año 2000 igual que el PAN con 34%. Su mayor votación fue 53% en 2012. Sin embargo, en 2015 obtuvo únicamente 23%. Esto quiere decir que en términos relativos perdió 30% ¿La explicación que se ha dado? La aparición de MORENA en el sistema de partidos.

 

Ahora, es importante destacar dos cosas. Por un lado, los votos nulos han representado una gran cantidad de sufragios desde 2009. En aquel año existió una campaña para anular la boleta electoral. Posteriormente, este comportamiento se ha mantenido. El porcentaje de nulidad fue de 11% en 2009 con 320 mil votos; 4% en 2012 con 212 mil; y 7% en 2015 con 224 mil. En los procesos anteriores a 2009, la nulidad no rebasó los 85 mil votos.

 

El segundo tema a destacar es la participación de los partidos políticos considerados “pequeños” que no se aliaron con alguno de los partidos de mayor votación. En 2006 Nueva Alianza (PANAL) obtuvo alrededor de 320 mil y, el ahora inexistente, Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina 180 mil. La suma de éstos fue de 10% del total de la votación. En cambio, en el último proceso electoral el Partido Encuentro Social (PES) obtuvo 192 mil votos; Movimiento Ciudadano (MC), 148 mil; Partido Humanista, 98 mil; y PANAL 86 mil. Estos cuatro partidos juntos suman casi 20% del total de los resultados. Esto significa que estos partidos no son tan pequeños como se suelen calificar. Debe destacarse el papel del PES y PANAL, ya que se les califica de ser partidos corporativos: unos de miembros religiosos; los otros de profesores.

 

En 2015 la votación estuvo concentrada entre las tres principales primeras fuerzas políticas (PRI, PRD, MORENA) que obtuvieron 18%, 23% y 25% de los sufragios. Sin embargo, lo que vimos en la ALDF fue que el partido más pequeño fue MORENA, ya que quedó fuera de las principales decisiones legislativas como la designación de la presidencia de este órgano legislativo y la conformación de comisiones, entre otras. Lo anterior a pesar de que fue la fracción parlamentaria con mayor cantidad de curules. Para el politólogo Giovanni Sartori un partido es pequeño “…siempre que a lo largo de un cierto período de tiempo siga siendo superfluo en el sentido de que no es necesario ni se lo utiliza para ninguna mayoría de coalición viable”.

 

A esperar cómo será el reacomodo del sistema de partidos en el primer Congreso de la Ciudad de México…

 

 

 


Carlos Cruz Arzate es Maestro en Ciencia Política por El Colegio de México

ccruz@colmex.mx

Twitter:    @cr_cdmx